¿Qué es talento organizacional?


En años anteriores, la organización solo se enfocaba en la producción y su talento humano quedaba en segundo plano en todos los aspectos. En el siglo XXI, el talento organizacional se ha vuelto una herramienta sumamente importante para que la producción sea mucho mayor y la satisfacción del personal empleado también.

Para lograr que el talento organizacional sea potenciado, los gerentes de las empresas se han puesto la tarea de reforzar el clima organizacional para mantenerlo agradable y positivo, también se potencia el sentido de pertenencia y que cada uno de los que pertenecen a la empresa, la sientan suya, trabajen y la traten como tal.

Esto beneficia a todos, ya que se convierte en una relación ganar-ganar, el cliente interno de la empresa estará satisfecho con su trabajo dentro de la misma y la empresa mostrará una imagen positiva en cada una de las personas que pertenecen a su equipo.

La función del talento organizacional es que las empresas que pertenecen a este siglo, se desarrollen de la mejor manera. Para que eso suceda el monitoreo y el coaching serán vitales para lograrlo.

Además, se debe tener bien detallado cuáles variables afectan al personal de la empresa y qué habilidades tiene cada uno de ellos, que aún no están siendo utilizadas.

En las organizaciones existe un talento humano que dedica sus años de trabajo y de vida a una empresa, y en el pasado no eran valorados, ni incentivados a mejorar y a superarse a sí mismos. Si bien es cierto, las empresas necesitan al talento humano para lograr su cometido, bien sea en la producción de productos u ofrecer algún servicio. Es por eso, que las empresas se han ocupado en mantener a estas personas satisfechas en pertenecer al negocio en cuestión.

Como mencionamos anteriormente, las empresas deben:

Crear un clima organizacional favorable:

Cuando el personal se siente a gusto, tanto en relaciones interpersonales, como en el sitio físico, realizará su trabajo de la mejor manera y con la mejor actitud. Es aquí donde comienza el trabajo del talento organizacional, cuando sabemos qué les gusta a nuestro personal podemos complacerlo y el resultado de su trabajo será aún mejor.

Sentido de pertenencia:

El talento organizacional es vital para que el personal muestre lo mejor de sí. Cuando le mostramos a nuestros empleados que la empresa es también parte de ellos y de su vida, entonces se creará un sentimiento con la misma, la sentirán suya y demostrarán una imagen de la empresa positiva.

Hoy en día, el personal es percibido como parte de los socios o como colaboradores, para darles una percepción de importancia y de que la empresa los necesita. Es importante lo que cada uno opine sobre las decisiones que se tomen dentro y logrando incentivos económicos, que los lleven a dar más de sí.



Cuando el talento organizacional está preparado y trabajado, la empresa puede enfrentar cualquier situación y pasar ilesa de la misma. En un caso de crisis, el personal puede ayudar a que se minimice el impacto social, gracias a que tienen una imagen positiva reforzada y con el manejo adecuado de la información pueden hablar con certeza de lo ocurrido.

Se pueden desglosar los factores ambientales internos y externos de la organización de la siguiente manera:

  • Comportamiento individual:

    Se analiza qué motiva a las personas dependiendo de su aprendizaje, experiencias y por medio de su comportamiento.

  • Comportamiento organizacional:

    Se analiza cómo interactúa un individuo con el ambiente que lo rodea.

  • Comportamiento social:

    Se analiza el nivel social para saber cómo será su comportamiento organizacional.

Para que las empresas logren conseguir que la organización y el talento se relacionen, deben enfocarse en trabajar con motivación, dinamismo y nuevas ideas.

El éxito de las empresas se basa en saber tratar a su talento, escuchándolos, tomándolos en cuenta y ofreciéndoles la oportunidad de desarrollarse personal y profesionalmente.

El mundo se trata de un constante cambio y las empresas deben adaptarse a ello, las transformaciones económicas, sociales, tecnológicas, culturales, son necesarias para innovarnos y seguir adelante. No podemos ignorar sucesos mundiales, y así es como el talento organizacional se ha localizado como vital en cada una de las empresas exitosas que existen hoy en día.


 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Comments:0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *